miércoles, 13 de junio de 2007

Relieve

El sector antártico reclamado por Argentina se caracteriza por incluir uno de los accidentes más característicos del continente antártico: la peninsula antartica, una gran península cuya forma recuerda a una S alargada, y que se encuentra recorrida por los Antartandes. Su nombre lo recibe de una cordillera bastante abrupta que se considera como la continuación de la cordillera de los Andes, siendo su nexo submarino la llamada Dorsal De Scotia, cuyos afloramientos sobre el nivel del oceano atlantico son las antillas del sur. La altura máxima de los Antartandes es el Monte Camon, de 3.657 m, ubicado en el segmento montañoso llamado Montes de la Eternidad; destaca también el Monte Esperanza, con 2.860 m. Desde los Antartandes se extiende una ramificación hacia el suroeste conocida como Montes Ellsworth, una cordillera baja y en gran medida subglaciar que une a los Antartandes con la otra gran cordillera antártica, los Montes Trasantarticos. En estos, más exactamente en el segmento llamado Cordillera , se ubica la mayor altitud de la denominada Antártida Argentina, el nunatak Monte Chiriguano, con 3.660 m de altitud. Hacia el Polo Sur geográfico se encuentra la Meseta Polar.
El peso de la calota de hielo continental mantiene a partes del sial y del sima correspondiente a la Antártida bajo el nivel oceánico, de modo que si la calota se fundiera, estas zonas se elevarían lentamente sobre el nivel oceánico. Este sector se denomina así Antartida Hundida, y forma una gran depresión que separa a la Antartica Occidental —en la cual está la Peninsula Antartica— de la Antartida Oriental en la cual se encuentran los Montes Transantárticos (de formas poco abruptas debido a la erosión glacial), y el dilatado craton o escudo antártico.
La depresión mencionada forma una gran bahía en la cual se encuentran grandes islas tabulares subglaciares como las de Berkner, Quijada y Portillo.
Desde los Montes Transantárticos y la Meseta del Polo Sur discurren gigantescos glaciares (como los llamados Falucho, Sargento Cabral y Glaciar Buenmos Aires). Los glaciares llegan al Mar de Weddell formando dos barreras de hielo separadas por la isla Berkner: la Edith Ronne al oeste y la de Filchner al este.
Las costas de la Península Antártica son muy accidentadas, abundando los fiordos, rías y bahías, tanto por la actividad erosiva glaciar como por la presencia de vulcanismo activo (en el Mar de La Flota existen volcanes submarinos activos). Al este de la Península Antártica se encuentra, también convergiendo en el Mar de Weddell, la Barrera de Hielos Larsen, una barrera glaciar que se encuentra en retroceso debido al recalentamiento global. En cierto modo pueden considerarse parte del relieve los sastrugis, especie de dunas de nieve.
Al Oeste de la Península Antártica, sobre el Mar de Bellinghausen, se encuentran, de forma paralela a la misma, varios archipiélagos eslabonados que constituyen el conjunto más meridional de las Antillas del Sur: la Isla Belgrano, los archipiélagos Biscoe y Palmer, las Islas Shetland del Sur, las islas Melchior y las islas Elefante. Dentro de las Antillas del Sur, aunque bastante separadas de las mencionadas, se encuentran las Órcadas del Sur. Por otra parte, frente a las costas suroccidentales de la Península Antártica se extiende la gran Isla Alejandro I, incluida en su mayor parte en el sector antártico reivindicado por Argentina.

No hay comentarios.: